Cómo limpiar el suelo para que quede impoluto

Cómo limpiar el suelo para que quede impoluto

Best Online Writing Services
Seguro que si alguien te pregunta si sabes limpiar el suelo, dirías que sí. ¿Quién no? Cualquier persona ha cogido una escoba, una mopa o una fregona para pasar el suelo alguna vez. Y el resultado seguro que ha sido satisfactorio, al menos a golpe de vista.

How To Write A Peer Review Paper
Pero… ¿y si te preguntan si sabes limpiar el suelo bien? Es posible que esa palabra del final de la frase te pueda generar alguna duda. Sobre todo, si lo has hecho muchas veces. Porque es lo que tiene la experiencia, que además de ayudarnos a hacer las cosas cada vez mejor, también nos hace más conscientes de lo que desconocemos. Y además, la pregunta tiene trampa porque existen distintos tipos de suelo y cada uno, con sus particularidades.

Cloud Computing Essay
Limpiar el suelo bien, primeramente, requiere de un resultado inmejorable. Si la apariencia es un suelo sin rastro de manchas, sin malos olores y que brilla, es buena señal. Pero si no está desinfectado no podemos hablar de un suelo bien limpio. Por ello, te vamos a dar unas nociones básicas para limpiar los tipos de suelo más habituales y que queden impolutos.

 

Cómo limpiar suelos de cerámica

Homework Helpline Number
Generalmente, el suelo de cocinas y baños es de este tipo. La particularidad de estos materiales es que absorben muy poca humedad por lo que se deben fregar después de haber escurrido bien, para evitar marcas posteriores.

Estos son los pasos para limpiar el suelo de porcelana, cerámica, mármol o gres:

 

  • Barrer bien la superficie.

 

Give Me Answers To My Homework
Además de retirar partículas como polvo o migas que entorpecen el fregado posterior; esta primera tarea sirve también para identificar marcas o manchas a eliminar.

Data warehousing research papers
Si hay mucha suciedad o ésta se encuentra en las juntas entre baldosas y rincones de difícil acceso, lo mejor es utilizar el aspirador. Y si el suelo es delicado, debemos utilizar una mopa para no rayar el material.

 

  • Limpiar las juntas.

 

Team Nike Homework
Los bordes de las baldosas suelen contener mayor suciedad y cada cierto tiempo, se hace especialmente visible. Por ello, de vez en cuando, hay que centrarse en estas zonas.

Podemos aplicar el producto de limpieza mediante un cepillo, frotando bien todos los bordes para retirar las marcas y la suciedad.

 

  • Fregado.

 

Oregon mfa creative writing
Lo más recomendable es diluir el producto de limpieza en agua, siguiendo las indicaciones de proporción del fabricante. Huelga decir que hay que elegir un producto recomendado para el tipo de suelo en cuestión; y en el primer uso, utilizarlo en una zona poco visible por si acaso.

write an essay in a day
Escurriendo bien la fregona, mejor si es de microfibra, aplicaremos el producto diluido por toda la superficie, pasando varias veces. Si existe alguna mancha importante, lo haremos con un poco más de presión.

 

  • Secado.

 

Good Excuses For Not Doing Homework
Después de terminar con el fregado, debemos dejar secar el suelo completamente al aire, sin pisar la superficie mientras continúe húmeda. Si hemos realizado la limpieza con una mopa o mediante fregado húmedo, el tiempo de secado es muy corto. Utilizando el material adecuado, el secado es casi inmediato, evitando posibles resbalones y accidentes.

 

  • Abrillantado.

 

Lo normal es que el producto de limpieza de suelo incorpore algún agente abrillantador, así que no es necesario volver a actuar. En caso contrario o si queremos potenciar el brillo por estética, se puede utilizar un abrillantador especializado en el suelo que queremos limpiar, siguiendo las indicaciones del fabricante. Repetimos las indicaciones del paso dos y dejamos secar.

Para un acabado profesional, se puede recuperar el brillo perdido con productos y técnicas de cristalizado, así como con el empleo de maquinaria especial. De todos modos, es importante destacar que si el suelo nunca tuvo brillo o su estado natural no es brillante, lo más adecuado es no aplicar un producto abrillantador.

 

Cómo limpiar suelos de madera

Este tipo de suelos son muy delicados, si atendemos a la facilidad con que cambian su aspecto con el paso del tiempo. Por ello, es muy importante su cuidado si queremos que duren muchos años como el primer día.

Como en todos los tipos de suelo, es importante seleccionar bien el producto de limpieza a utilizar. Si bien podemos encontrar numerosas alternativas en el mercado, recomendamos los productos que no empleen químicos en exceso. Aunque sean recomendados para limpiar madera, a la larga, la química la deteriora.

Frecuentemente, este tipo de suelos suelen estar cubiertos por algún otro elemento, como alfombras. Si es el caso, es preciso retirarlas completamente para proceder a la limpieza del suelo, sin olvidar la importancia de la limpieza periódica de las alfombras.

Estos son los pasos para limpiar el suelo de madera, parqué o tarima flotante:

 

  • Pasar la mopa por la superficie.

 

Aunque se puede eliminar el polvo u otras partículas con un aspirador, siempre que incorpore cepillo, lo más recomendable es hacerlo con una mopa de microfibra ya que es relativamente fácil rayar el suelo. Cuanto más delicado sea el artículo que utilicemos, mejor.

 

  • Fregado.

 

Diluyendo el producto de limpieza adecuado en agua, y aplicándolo con una mopa o fregona, lograremos un suelo limpio, desinfectado y brillante. Como siempre, debemos seguir el manual de utilización del fabricante y escurrir bien la bayeta.

Dado que los suelos de este tipo son muy delicados, incluso si el producto elegido es especial, debemos realizar una primera prueba en una pequeña parte del suelo poco visible. Esperamos a que el producto actúe y se seque; y si el resultado es el deseado, lo aplicamos al resto del suelo.

 

  • Secado.

 

Al terminar dejamos secar al aire, sin pisar el suelo durante el proceso y sin colocar el mobiliario en su sitio habitual hasta que esté completamente seco.

 

  • Repaso final.

 

Una vez se ha concluido el proceso y el suelo de madera o parqué está completamente seco, podemos repasar la superficie con una mopa seca. Este paso estimulará el brillo, incrementando la sensación de recién limpiado un poco más de tiempo.

 

Jamás volverás a dudar ante la pregunta que hemos formulado al principio: “Sí, sé limpiar el suelo… y, además, muy bien”. Y si en tu casa u oficina cuentas con otros materiales menos habituales o necesitas un mantenimiento profesional, puedes contar siempre con nosotros para que te ahorremos el trabajo.

 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y obtener estadísticas de visita o usar el sistema de comentarios. Política de Privacidad